portada-1Tristeza, dolor, no sé cuántas cosas sentimos los revolucionarios de pura cepa cuando escuchamos que Fidel, Comandante en Jefe y líder de la Revolución Cubana, dejaba físicamente la tierra que lo vio nacer, Cuba.

Camino por las calles de mi ciudad, Las Tunas, y no se habla de otra cosa que no sea de mi Comandante. Sí, ya no está entre nosotros pero vivirá entre los cubanos y sus ideas marcarán el rumbo de la Revolución Cubana.

 

Pocos hombres han conocido la gloria de estar vivos en la historia y en la leyenda. Fidel Alejandro Castro Ruz es uno de ellos. Es el último “monstruo sagrado” de la política internacional. Pertenece a una generación de insurgentes míticos como Nelson Mandela, Ho Chi Minh, Patricio Lumumba… y otros

 

Dicen que muchas de las cosas que te pasan cuando eres niño te marcan para siempre. Quizás muchos dirán está loca. Y sin embargo yo recuerdo a Fidel y no de verlo en la televisión, sino, de cuando  vino a la provincia de Las Tunas a la inauguración del círculo infantil “Amiguitos del Minint”. Por esos días, mis padres estudiaban el idioma Ruso por encuentro en Camagüey, y entonces mi abuela nos había llevado a verlo.

 

Ahora cierro los ojos y me parece escuchar al escolta que le decía a mi abuela, Oiga señora ¿qué hace usted con esos niños? Mis nietos van a ver a Fidel. Me parecía increíble, y lo recuerdo como un hombre corpulento, con su barba, y naturalmente con su traje de verde olivo. Es verdad, la ley de la vida es esa, nacer, crecer y morir. Todos y cada uno de nosotros lo entendemos. Y sin embargo hay muertes a las que tú no te acostumbras. Sí, te duelen en lo más profundo de tu alma. Hoy ya no lo tenemos físicamente.

 

Pareciera mentira para muchos, pero el pueblo cubano hoy más que nunca mantendrá la unidad conquistada por Fidel. Sencillamente porque Fidel, es paradigma de solidaridad, internacionalismo y humanismo. Representa una figura de talla universal. Y seguirá siendo por los siglos de los siglos el artífice de la integración latinoamericana y a quien dondequiera que esté sólo le decimos #HastaSiempreComandante

 

 

Ayer en la noche nos dejó el niño que fue el fruto del amor que existió entre Ángel Castro Argiz, un terrateniente y colono cañero proveniente de Galicia, España y la campesina Lina Ruz González quien procedía de una familia campesina de la provincia de Pinar del Río. Un niño que desde pequeño estuvo en contra de las injusticias. El mismo niño que con el paso del tiempo se convirtiera en el Último “Monstruo Sagrado” de la Política Internacional.

 

 

Acerca de natalia

Es un blog administrado por una sola persona, Natalia Osorio Osorio nacida el 1ro de enero de 1982 vivo en la calle Menocal # 91-F (altos), % Julián Santana y Francisco Vega. Reparto Segundo. Las Tunas, Cuba. Soy una joven de 32 años, Licenciada en Inglés, que trabaja como profesora, y cuando se siente sola, y no por no estar acompañada sino SOLA en la batalla contra las INJUSTICIAS, contra lo MAL HECHO se siente un OBJETO ANACRONICO. Me gusta tener muchos amigos, aunque decir AMIGO en estos tiempos es demasiado fuerte pues desgraciadamente, quien dice ser tu AMIGO te traiciona, cuando menos tú lo esperas Y ES ENTONCES CUANDO TE DAS CUENTA QUE ESE SOLO ERA UN COMPAÑERO

Deja un comentario

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.