¿Qué guía al Verdadero Revolucionario?

cheGracias a esa manía que tengo yo de guardar los papeles, que son importantes para un futuro, encontré un ejemplar del periódico Juventud Rebelde del año 2003 y me gustaría que juntos analizáramos lo que se dice en el mismo. Se trata de una entrevista imaginaria que se le realizara al Che.

 

-¿Cómo acercarnos a nuestros sueños?

-Se corre el peligro de que los árboles impidan ver el bosque. Persiguiendo la quimera de realizar el socialismo con la ayuda de las armas melladas que nos legara el capitalismo ( la mercancía como célula económica, la rentabilidad, el interés material individual como palanca, etcétera), se puede llegar a un callejón sin salida. Y se arriba allí tras recorrer una larga distancia en la que los caminos se entrecruzan muchas veces y donde es difícil percibir el momento en que se equivocó la ruta. Entre tanto la base económica adaptada ha hecho su trabajo de zapa sobre el desarrollo de la conciencia. Para construir el comunismo, simultáneamente con la base material, hay que hacer el hombre nuevo.

“De allí que sea tan importante elegir correctamente el instrumento de movilización de las masas. Este instrumento debe ser de índole moral, fundamentalmente, sin olvidar una correcta utilización del estímulo material, sobre todo de naturaleza social.

“Como ya dije, en momentos de peligro extremo es fácil potenciar los estímulos morales; para mantener su vigencia, es necesario el desarrollo de una conciencia en la que los valores adquieran categorías nuevas. La sociedad en su conjunto debe de convertirse en una gigantesca escuela”.

-¿Cuáles deben de ser los móviles de quienes, desde la primera fila, han decidido echar su suerte en la construcción de esta sociedad diferente?

-Fidel dio a la Revolución el impulso en los primeros años, la dirección, la tónica siempre, pero hay un buen grupo de revolucionarios que se desarrollan en el mismo en el mismo sentido que el dirigente máximo y una gran masa que sigue a sus dirigentes porque les tiene fe, y les tiene fe, porque ellos han sabido interpretar sus anhelos. Nosotros #tenemosmemoria.

“No se trata de cuántos kilogramos de carne se come o de cuántas veces por año pueda ir alguien a pasearse en la playa, ni de cuántas bellezas que vienen del exterior puedan comprarse con los #salarios actuales. Se trata precisamente, de que el individuo se sienta más pleno, con mucha más riqueza interior y con mucha más responsabilidad.

El individuo de nuestro país sabe que la época gloriosa que le toca vivir se de sacrificio, conoce el sacrificio. Los primeros lo hicieron en la Sierra Maestra y dondequiera que se luchó; después lo hemos conocido en #Cubamemoria . Cuba es la vanguardia de América y debe hacer sacrificios porque ocupa el lugar de avanzada, porque indica a las masas el camino a la libertad plena.

“Dentro del país, los dirigentes tienen que cumplir su papel de vanguardia; y, hay que decirlo con toda la sinceridad, en una revolución verdadera a la que se le da todo, de la cual no se espera ninguna retribución material, la tarea del revolucionario de de vanguardia es a la vez magnífica y angustiosa”.

_¿Qué peligros debe sortear un auténtico dirigente de la sociedad que estamos haciendo?

-No solo el del dogmatismo, no solo el de congelar las relaciones con las masas en medio de la gran tarea, también existe el peligro de las debilidades en que se puede caer. Si un hombre piensa que, para dedicar su vida entera a la Revolución, no puede distraer su mente por la preocupación de que a un hijo le falte determinado producto, que los zapatos estén rotos, que su familia carezca de determinado bien necesario, bajo este razonamiento deja infiltrarse los gérmenes de la futura corrupción.

“En nuestro caso, hemos mantenido que nuestros hijos deben tener y carecer de lo que tienen y de lo que carecen los hijos del hombre común; y nuestra familia debe comprenderlo y luchar por ello”.