Soñar

Rosa-verde-150x150Podría decirte que me gustas, y sin embargo eso es nada. Podría decirte que me enloqueces, y eso es decirte poco. Podría decirte que me mantienes tensa con tu presencia, aunque esta sólo sea digital. Y además, podría decirte que tu ausencia me lastima por dentro. Y eso, creo, ya es decirte algo.

 

Podría decirte que te busco en cada instante de mi vida. Cuando camino por las calles y los hombres se meten conmigo. Pero, cuando no te siento, cuando no te leo “digitalmente”, cuando no te hallo y por desesperación necesito tenerte cerca, y te busco en demasía me juzgas mal y me apartas de tu vida. Y eso me duele, y no sabes cuánto.

 

Si me conocieras sabrías que si te desaparezco de mi vida, moriría, y eso es decirte Suficiente.

 

Hoy podría decirte que me gustas, que me encantas, que te deseo de tal forma que muy pronto tal vez salga a buscarte. Aunque me quede sin un peso en el monedero. Y sin embargo he podido no sé cómo, de qué modo llegar a A amarte.

 

Y sin embargo no te lo puedo decir por la simple razón de que tú sueñas con un amor perfecto, y no con aquel que sin ser perfecto te haga Soñar.

Alumbra el Camino de los Otros

Recuerdo que el viernes en la tarde un amigo me llamó para decirme que la abuela de una amiga que tenemos en común, había fallecido, y que ella estaba destrozada. Y colgando el teléfono, le hice un SMS de tal forma que ella viera que aún en el momento de tristeza yo estaba acompañándola. Desde mi percepción, era lo menos que podía hacer.

 

Es que, a veces una palabra de aliento en estos momentos de dolor y agonía, es más importante que cualquier cosa material que pudiésemos entregar. Y, es que en ocasiones uno lleva la lámpara no para ver el camino propio, sino, para que otros encuentren su camino… Cada uno de nosotros puede alumbrar el camino para que sea visto por otros, aunque aparentemente no lo necesite.

 

Bien sabemos que: Alumbrar el camino de los otros no es tarea fácil. Muchas veces en vez de alumbrar oscurecemos mucho más el camino de los demás. ¿Cómo? A través del desaliento, la crítica, el egoísmo, el desamor, el odio, el resentimiento… ¡Qué maravilloso sería si todos ilumináramos los caminos de los demás! Sin fijarnos si lo necesitan o no… Llevar luz y no oscuridad… Si toda la gente encendiera una luz el mundo entero estaría iluminado y brillaría día a día con mayor intensidad…

 

Debemos tener SIEMPRE presente que: Todos pasamos por situaciones difíciles, nadie está exento de eso. Todos sentimos el peso del dolor en determinados momentos de nuestras vidas. Todos sufrimos en algunos momentos. Lloramos en otros. Pero no debemos proyectar nuestro dolor cuando alguien desesperado busca ayuda en nosotros… Al contrario, ayudemos a los demás sembrando esperanza en ese corazón herido… Nuestro dolor es y fue importante pero se minimiza si ayudamos a otros a soportarlo, si ayudamos a otro a sobrellevarlo… ¡LUZ!… demos luz. Tenemos en el alma el motor que enciende cualquier lámpara, la energía que permite ir a iluminar en vez de oscurecer. Está en nosotros saber usarla. Está en nosotros ser Luz y no permitir que los demás vivan en las tinieblas. Por eso les digo: Alumbra el Camino de los Otros.

 

¿Serán Amigos?

confies-150x150Una vez encontré en el blog de un amigo estas palabras y me gustaría compartirlas con ustedes. Un amigo no es aquel que nos acompaña solo en los momentos felices, en la abundancia. Es aquel que nos brinda su ayuda con solo notar nuestra necesidad en la mirada, sin decir nada. Es ese que nos da su hombro para llorar nuestros fracasos y penas. Los amigos no tienen un prototipo físico definido, los hay de todo tipo. Amigo es más que el título que nos pueda dar una página web, es un título de nobleza que da la vida, no la nobleza de reyes, duques y marqueses, sino del reinado de nuestro corazón, sin duda el más importante. Amigo es aquel que cuando nos ve llorando nos da ánimos para seguir adelante. Y es que la vida no es sólo momentos placenteros, también los tiene tristes por montones. Amigo es aquel que nos levanta la moral tras un amor no correspondido o la decepción tras encontrar que lo que pensábamos que era amor no lo era. Un amigo de verdad es aquel que nos muestra donde nos hemos equivocado y nos ayuda a corregirlo.

 

Camaradas podemos tener miles, compañeros, personas que marquen un capítulo en nuestra vida, pero….AMIGOS no son muchos, aunque muchas personas te digan que lo son. Esos falsos amigos te dan la espalda a la primera dificultad que tengas, entonces no es que nos hayan traicionado, nos engañamos nosotros mismos pensando que eran amigos. Un amigo de verdad nunca traiciona, ni aunque la vida le vaya en ello. La vida nos pone a mucha gente en nuestro trayecto, para entre ellos escoger a quienes queremos de nuestro lado y a quien queremos a nuestro lado, que parece, pero no es lo mismo. Los amigos no se prueban, se tienen, las pruebas las pone la vida para hacernos saber si estábamos acertados o no.

 

Recuerden que un amigo es un ángel, que nos ayuda a recordar como abrir las alas, cuando estas han olvidado cómo volar. Espero reflexionen sobre el tema  y llamen a sus amigos de verdad y les agradezcan su amistad…yo ya lo hice ¿y ustedes? Y…un consejo, no esperes que un amigo te pida ayuda, ayúdalo antes.